Esta es la vista desde el nuevo One World Trade Center en NY


vista 1wtc

Algunos años después de los ataques del 9/11, la actividad en la Zona Cero era baja – se trataba de cavar a través de los montones de escombros, hacer la excavación de una gran fosa para restaurar las líneas de tránsito en ruinas y la preparación de las bases de los nuevos edificios que surgirían allí. Incluyendo el monumento que se inauguró en 2011. Lo único apreciable en el lugar eran los dos inmensos cubos de vacío llenados poco a poco con una constante caída de agua en sus costados.

Hoy, el edificio, que funciona a la vez como un memorial, se levanta orgulloso. El One World Trade Center se eleva como un signo de exclamación por su peculiar arquitectura, tan alabada como criticada, con sus 541 metros de altura. No hay duda de que, tras la inauguración oficial del nuevo edificio, se abrirá el camino para un debate necesario sobre sus méritos como pieza urbana, representante de la turbulenta historia del diseño y los compromisos realizados durante los largos años que llevó sus construcción. No obstante, en su texto en torno al edificio en Time, Josh Sanbun y Richard Lacayo aseguran que el One World Trade Center ya logró un éxito importante: ha recuperado el cielo, y esta es la vista que su cima ofrece.

One_World_Trade_Center

A 381 metros de altura sobre la ciudad de Nueva York, Kevin Murphy afirma tener la mejor oficina en Estados Unidos. Desde ella, la vista ofrece un paisaje impresionante en el que la Estatua de la Libertad parece un juguete. Murphy, sin embargo, no es ningún ejecutivo, sino el director del equipo de cerrajeros que ha ensamblado el esqueleto del rascacielos.

“Soy como todos, mirando hacia este lugar con asombro. Esto va a definir Nueva York”, afirma.

Nueve gobernadores, dos alcaldes, varios arquitectos, un desarrollador testarudo, miles de familias de las víctimas y decenas de miles de residentes del barrio han peleado por esta pequeña parcela de bienes raíces como si cada terrón fuera santo.

El lento avance de un proyecto unitario estuvo marcado por estos y otros problemas, entre los que destaca el “matrimonio forzado” entre los dos arquitectos de la obra, el planificador principal del sitio, Daniel Libeskind, y el arquitecto principal del edificio, David Childs. Pasaron 3 años desde el 9/11 antes de que se colocara la primera piedra simbólica que marcara el inicio de los nuevos trabajos y dos más antes de que siquiera el diseño del memorial estuviera listo.

Se necesitaron 10 mil trabajadores para llevar acabo uno de los proyectos de construcción más ambiciosos del mundo, en el corazón de una de las ciudades más densamente pobladas de planeta. El proyecto en concreto: una torre de 104 pisos con una base subterránea de 20 establecida en ejes de 70 toneladas de acero y pilotes hundidos más de 60 metros bajo tierra. Esta estructura subterránea apoya 48 mil toneladas de acero (el equivalente a 22 mil 55 autos) y casi 13 mil páneles de cristal exteriores que recubren un núcleo de hormigón coronado por un chapitel de más de 120 metros. La estructura incluye suficiente concreto para construir una banqueta de Manhattan a Chicago. Y eso es sólo una parte de un proyecto mayor en una zona en la que podrían construirse 5 Empire State, sin considerar que, bajo este espacio, decenas de miles de pasajeros viajan de ida y vuelta cada día.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s