Los once pecados mortales al comprar vino


vino

La famosa frase: “Pecar es humano y perdonar divino”, es una invitación a seguir pecando y esperar ser perdonado. Sin embargo, el pecar por novato a la hora de elegir vino es algo que fácilmente puedes evitar si tienes claro cuáles son los buenos caminos que habrás de tomar.

¡Atrévete!

Esta es sin duda la primera barrera a cruzar. Sal a la calle, olvídate de las bebidas carbonatadas, la cerveza enlatada y descubre todo el mundo de vino que hay por ahí.

Las recomendaciones no son una verdad absoluta

Todas las guías que puedas encontrar en internet o en libros no dictan precisamente una verdad universal, pues son opiniones de una persona o grupos en un contexto determinado. Te recomiendo que tomes en cuenta la información que encuentres en ellas, pero a la hora de la hora, tú y solo tú decidirás qué camino seguir y qué vino tomar.

Dinero bien gastado

Comprar un vino caro no significa que vaya a ser un éxito y que será apropiado para la ocasión en la que buscas compartirlo. Siempre ten en cuenta, además de tu presupuesto, si este lo quieres para “abrir boca” y platicar con los amigos, para acompañar tus alimentos o bien para cerrar la noche.

No todo envejece graciosamente

Hay gente encuentra en su alacena un vino que compró años atrás y cree de inmediato que este será un vino fantástico sólo por su edad. ¡Craso error! Si quieres evitar un momento incómodo con tus invitados, asegúrate de que esté en buenas condiciones para ser bebido.  Si aún cerrado tienes duda de ello, no hay nada mejor que probarlo antes que tus invitados y comprobar si no se ha convertido ya en vinagre.

Caras vemos pero del vino nada sabemos

Si no quieres ser una víctima más de la mercadotecnia, no te dejes llevar sólo por etiquetas bonitas y botellas sofisticadas. Esto no es sinónimo de calidad y aunque sabemos que de la vista nace el amor, también podemos decir que caras vemos pero del vino nada sabemos.

En todo caso investiga más sobre el vino, descubre que uva es, su país y región de origen, si es un vino joven o maduro y con qué se puede disfrutar mejor. Si haces esto tendrás, además de una etiqueta coqueta, más información para elegir tu compra y así evitar sorpresas.

Si no lo sabes pronunciar, cómpralo de todos modos

Aunque no sepas bien lo que dice la etiqueta ni lo puedas pronunciar, tú puedes descubrir de que vino se trata. Ahora con tus amigos Google y iPhone, la información está a unos clics de distancia; por fin sabrás que significa “Gewürztraminer”, donde está “Gevrey Chambertin” o a que carajos le llaman “5 Puttonyos”.
VIA:
Leer más: http://www.animalgourmet.com/2014/04/02/los-once-pecados-mortales-al-comprar-vino/#ixzz2xlXE53tk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s