¿Cómo daña a la salud el estar sentado?


¿Cómo daña a la salud el estar sentado?

La gran mayoría de la población mundial pasa un promedio de ocho horas al día sentada. El permanecer sentado durante tanto tiempo provoca daños importantes al cuerpo humano.

La falta de actividad causa que los músculos quemen menos grasa y la sangre fluya más lentamente, permitiendo a los ácidos grasos obstruir con mayor facilidad las arterias y el corazón. El sedentarismo se ha relacionado con una elevada presión arterial y altos niveles de colesterol.  Así mismo, al estar sentado el pancreas produce más insulina (hormona que regula los niveles de glucosa en la sangre) debido a que los músculos no responden rápidamente a ella, lo que incrementa el riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades.

El premanecer sentado durante largos periodos de tiempo se ha asociado a un mayor riesgo de desarrollar cánceres endometriales, de colon y mama. Si bien se desconoce la razón, una teoría indica que el exceso de insulina promueve el crecimiento celular, mientras que el movimiento regular estimula los antioxidantes naturales que atacan a los radicales libres, los cuales dañan las células y probablemente son cancerígenos.

Si no se mantiene una postura adecuada al sentarse,  con ambos pies planos en el piso, los hombros relajados, los codos doblados en un ángo de 90 grados y la espalda recta y recargada, se pueden provocar daños a la columna vertebral. Las personas sedentarias tienen una mayor probabilidad de desarrollar discos lumbares herniados y tensión en el cuello y los hombros.

La falta de circulación sanguínea en las piernas provoca que el fluido se acumule, creando una variedad de problemas que van desde los tobillos hinchados hasta las várices y los peligrosos coágulos llamados trombosis venosa profunda (TVP). Además, la falta de actividad propensa la osteoporosis.

A falta de ejercicio, los músculos comienzan a degenerarse, resultado en una mala postura, caderas tiesas y glúteos fácidos, los cuales disminuyen el equilibrio y el balance.  Por si fuera poco, los músculos en reposo no bombean sangre y oxígeno al cerebro con el vigor óptimo, por lo que aun la función cerebral disminuye.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s